whatsapp-image-2020-05-28-at-9-03-59-am

Define a tu cliente ideal para vender más y mejor tus productos

Para comenzar este post queremos compartir una frase de Andy Stalman: “El servicio vende, las relaciones fidelizan”. Para conseguir vender más en tu negocio, necesitas construir relaciones y las relaciones se construyen con personas. Y esas personas deben ser tus clientes ideales. El cliente ideal es una representación de la persona que estás tratando de atraer con tu estrategia de marketing.

¿Sabes realmente quién es tu cliente ideal? ¿Sabes por qué es importante conocerlo al detalle? ¿Conoces cómo identificarlo y definirlo? ¿Le estás vendiendo al público equivocado? Te has hecho varias veces esas preguntas, pero igualmente continúas generando estrategias de ventas sin considerar las respuestas de cada una de ellas.

Imaginemos al ámbito de los negocios como un gran mar lleno de peces de diversas características. ¿Cuál es el que queremos pescar? ¿Vamos a usar una red y agarrar sin tener en cuenta que ahí estarán los que nosotros no queremos?. Por eso es importante tener identificado a nuestro cliente ideal.

¿Qué pasa cuando no lo tienes identificado y ofreces tu servicio a “todo el mundo”? Esto significa que tienes un gran problema porque no conoces a quienes ofrecerles soluciones a través de la venta de tus servicios. Y lo que es más importante, esto muchas veces te acarreará consecuencias en el plano profesional y empresarial: planes de marketing y comercialización ineficaces y costosos, mensajes difusos y flujos de ingresos irregulares. E inevitablemente te generará consecuencias en el plano personal: estrés, frustración y desmotivación.

Si desconocemos este aspecto esencial, ¿cómo podremos diseñar e implementar una campaña de marketing eficaz? Nunca lo olvides: Para tener un negocio exitoso es necesario conocer a tu cliente ideal.

Nuestro cliente ideal

Muchas veces aceptamos nuevos clientes y proyectos que sabemos de antemano que van a causarnos grandes quebraderos de cabeza. Lo hacemos simplemente por el hecho de querer vender más. Y es la parte de este proceso en donde distinguimos que hay dos tipos de clientes:

1° Cliente ideal
2° Cliente menos ideal

Cuando identifiques esta gran verdad es cuando te darás cuenta que encontrar clientes que se adapten a tu estilo de trabajo es lo que le dará vitalidad a tu empresa y,a la vez, te estimulará para atraer esos clientes que te hacen adorar tu trabajo.

De nada servirá establecer metas y objetivos si no sabes a quién quieres atraer. Debes estudiar y conocer al detalle al cliente ideal y crear productos/servicios que resuelvan sus problemas o cubran sus necesidades. Antes de ponerte a crear tienes que conocer a quién te diriges. Esto hace que tu estrategia sea más simple: cuando comprendas a tu cliente ideal y conozcan cuáles son sus deseos y necesidades, te será más fácil poder elaborar mensajes de marketing que sean más relevantes y tengan mayor alcance.

¿Cómo encontrar al cliente ideal?

> Define las características de la persona con la que te encantaría trabajar. Sus gustos, su sexo, su edad, sus conocimientos, su perfil psicológico y toda la descripción que la defina.

> Define con claridad qué ventajas frente a la competencia ofrece tu producto o servicio.

> Estudia a tu competencia directa para ver qué tipo de clientes trabajan con ellos.

> Estudia la mejor forma de llegar a tus clientes ideales.

> Resalta el valor añadido que ofrece tu producto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × 3 =